SpainGlobal

Inicio BreadCrumbs Separator Experiencias de éxito BreadCrumbs Separator Boris Mochnak, director de Argos en la Rep. Checa

Boris Mochnak, director de Argos en la Rep. Checa

 

 

Boris Mochnak lleva más de 15 años dedicándose a la promoción de negocios entre la Rep. Checa, Eslovaquia y España. El hecho de haber cursado parte de sus estudios en España, ser hijo de Embajador de la antigua Checoslovaquia en algunos países de América Latina y estar casado con una española, le han permitido conocer a la perfección tanto el idioma como la idiosincrasia del tejido empresarial español. Actualmente es socio de ARGOS Consulting Network y director de la oficina de ARGOS Chequia/Eslovaquia, apoyando y facilitando la realización de proyectos de consultoría, implantación e inversión junto con su equipo permanente en Praga. En esta entrevista nos habla de las oportunides que ofrece el país para las empresas españolas, la experiencia de los expatriados españoles, la importancia de los factores culturales en los negocios internacionales, la imagen de España en Chequia, etc.

 

SpainGlobal 

 

- ¿Cómo ve a las empresas españolas en el mercado de la República Checa? ¿Cuáles son los principales fallos y aciertos que se perciben en su actuación?

Las empresas españolas suelen subestimar el mercado checo por su tamaño. Cuando piensan en exportaciones al Centro y Este de Europa les suelen atraer más países con mayor número de habitantes. Sin embargo la República Checa ofrece un mayor poder adquisitivo que otros países de la zona. También su ubicación geoestratégica en el centro de Europa es una gran ventaja a la hora de distribuir productos o implantar empresas.

Otro de los fallos con los que nos encontramos a menudo es la falta de adaptación de las empresas españolas a las condiciones y situación del mercado checo. Pretenden que el mercado se adapte a las costumbres de las empresas españolas.


- ¿Cómo se percibe en R. Checa a España y las empresas españolas?

Dependiendo de los sectores la percepción de las empresas españolas cambia. Los productos españoles de alimentación, vinos, automoción, moda, turismo, cultura tienen una buena percepción.

España como país se percibe muy bien a nivel turístico, de ocio y cultural.

En otros sectores España no se da a conocer lo suficientemente en la República Checa y eso es una pena, porque España tiene muchas más cosas que ofrecer.

También hay que reconocer que, en la actual situación de crisis generalizada, existen últimamente ciertos temores sobre la estabilidad financiera y económica de España.


- ¿Cree usted en la efectividad de las campañas para mejorar la imagen-país?

Las campañas imagen-país son efectivas cuando no se trata de promociones puntuales, sino de una serie entrelazada de promoción de imagen-país acompañada por varias actuaciones de promoción sectorial. Tiene que realizarse durante un periodo prolongado de tiempo para que cale entre el público. Las campañas aisladas no traen el efecto deseado. 

Se han hecho campañas turísticas de ciertas regiones que sí han funcionado. También hemos registrado campañas de sectores agroalimentarios que han sido bastante útiles para dar a conocer los productos españoles.


- ¿Cómo valora en líneas generales la actuación de la Administración española?

Pienso que en general la Administración española y las Administraciones autonómicas en particular intentan apoyar al máximo a sus empresas en lo que se refiere a la internacionalización. Debo reconocer que el modelo español de financiación del apoyo y promoción del comercio exterior es muy interesante para las empresas y deberían valorar más las posibilidades que las administraciones les brindan.

Quizás la desventaja de estas actuaciones es que las empresas se acostumbran a tener sus actuaciones de internacionalización subvencionadas y luego sin estas subvenciones no son capaces de funcionar. De esta forma se pierde un poco de continuidad en las estrategias de internacionalización de las PYMES.


- ¿Qué recomendaciones básicas daría  a las empresas españolas que quieran abordar el mercado checo?

El mercado checo es un mercado pequeño, pero como he dicho antes con un poder adquisitivo interesante. El país es muy turístico, solamente por la capital Praga pasan  muchos millones de turistas, lo cual también debe ser tomado en cuenta.

Para la entrada a este mercado primero hay que conocerlo bien y analizar las  posibilidades de éxito de mi producto y luego diseñar una estrategia comercial ajustada al mercado. En todas estas actuaciones podemos apoyar a las empresas españolas.


- ¿Qué actividades desarrolla Argos en la R. Checa?

La oficina de Argos en la R. Checa se dedica sobre todo a los proyectos de internacionalización de las empresas, desde la búsqueda de distribuidores, agentes, hasta la adquisición de empresas, búsqueda de socios estratégicos, implantaciones, etc. También tenemos una larga experiencia en la gestión de proyectos inmobiliarios y asesoramiento en inversiones inmobiliarias.

Me gustaría destacar las actividades enfocadas a la compraventa de empresas, fusiones, joint ventures y búsqueda de socios estratégicos. Con este tipo de actividades tenemos mucha experiencia y son servicios que realmente representan un valor añadido para los clientes que los solicitan. Los sectores en los que más nos movemos con este tipo de servicios son el de automoción, metal mecánico e inmobiliario.


- ¿Cómo valoraría su experiencia de expatriado en la R. Checa, tanto a nivel personal como profesional?

En mi caso es diferente, yo soy checo y aunque antes he vivido en España, ahora en Praga no me siento como expatriado, estoy en mi casa. La verdad es que estamos bien, Praga es una ciudad muy bonita y muy cómoda en cuanto al tamaño y las distancias. A nivel profesional se trabaja muy bien, la gente está muy preparada profesionalmente y con ganas de hacer negocios.


- ¿Cree que las Cámaras de Comercio españolas, asociaciones de empresarios, etc., pueden desempeñar un papel positivo en la promoción de los negocios entre la R. Checa y España?

Cuando hablaba del papel las administraciones españolas, las Cámaras de Comercio y asociaciones españolas se nutren en muchas ocasiones de la financiación que las Administraciones brindan. Son intermediarios entre las Administraciones y sus asociados. Por ello este papel es positivo, una gran parte de nuestros clientes, sobre todo PYMES, han venido mediante las Cámaras, asociaciones o agencias de promoción.

Estas instituciones, aparte de proporcionar la financiación de los proyectos de internacionalización, hacen una función muy importante de incentivar, educar y animar a las empresas españolas para que salgan a los mercados extranjeros.


- Los expatriados españoles, ¿se encuentran en general bien preparados para la expatriación? ¿Cuáles serían los principales defectos, o limitaciones, que vería en los expatriados españoles?

Creo que los expatriados españoles están bien preparados. Conocemos expatriados españoles que trabajan en la República Checa no sólo para grandes empresas españolas como Telefónica u OHL, sino también en multinacionales procedentes de otros países.

Las medianas empresas españolas que se han implantado en nuestro mercado suelen tener siempre algún gerente o encargado español, pero el resto del personal es local.

La única limitación que yo vería es la capacidad de aprender el idioma checo, porque es muy difícil, pero la verdad es que tampoco es necesario, porque normalmente en los negocios y en empresas internacionalizadas se utiliza el inglés como idioma de trabajo.


- ¿Cree que las empresas españolas preparan adecuadamente a sus expatriados?

Creo que depende de la empresa, su tamaño y su presencia internacional. Está claro que las grandes empresas sí les preparan bien, cuentan con gente que se dedica toda su vida laboral a trabajar para las diferentes sucursales que tiene la empresa por el mundo.

Luego están las pequeñas y medianas empresas que se implantan en el mercado, bien por su cuenta o bien con algún socio local, y normalmente cubren por lo menos uno o dos puestos con expatriados procedentes de España. En estos casos creo que la preparación es menor, se limitan enviar a alguien que esté dispuesto a salir al extranjero.

Pero creo que los expatriados se adaptan rápidamente, las condiciones laborales que tienen normalmente son mejores que las que tenían en la central y desde el punto de vista personal Chequia creo que es un país atractivo para un extranjero. 


- ¿Qué recomendaciones básicas daría a un  profesional español que se vaya a expatriar?

Sobre todo que se lo tome con alegría, como una cosa que le va a aportar muchas cosas positivas tanto en lo profesional como en lo personal. Lo digo porque, en ocasiones, en proyectos de implantación de empresas nos hemos encontrado con empresas españolas que han tenido problemas en ocupar los cargos en la nueva filial checa, por no encontrar a gente dispuesta a expatriarse en su empresa. Quizás tenga que ver con la mentalidad de los españoles de pensar y creérselo, que “España es el país donde mejor se vive”.

Ahora, en serio, es muy importante la cuestión del idioma, por lo menos hay que saber inglés. Es importante que el futuro expatriado analice bien el país y la ciudad donde va a vivir, que busque una vivienda adecuada para que su familia se sienta cómoda en el nuevo destino, colegios para los niños, médicos, empleados de hogar etc.

Entre los servicios que presta Argos República Checa está también la reubicación de empleados y expatriados a los cuales se les ayuda en la búsqueda de todo lo mencionado anteriormente.


- ¿Qué importancia tienen los factores culturales en las relaciones empresariales entre España y la R. Checa? ¿Cuáles son los principales problemas que pueden surgir?

Las empresas checas están muy acostumbradas a la cultura de hacer negocios alemana. Exigen exactitud en las ofertas, cumplimiento de fechas acordadas, definición clara de todas las condiciones comerciales, puntualidad en las reuniones etc. Las mentalidades de la gente, tanto en lo personal como en lo profesional, son diferentes. Por ello es muy importante saber adaptarse a las costumbres y exigencias de cada mercado.

Las empresas que no se toman en serio estas cuestiones suelen fracasar. El mercado checo es un mercado muy maduro y desarrollado con una gran apertura exterior en el que ofertan constantemente sus productos empresas de todo el mundo. De nuevo repito que hay que adaptarse al mercado y no intentar que el mercado “se adapte a mí”, esto es fundamental.


- ¿Qué recomendaciones básicas daría a las empresas españolas para afrontar el problema de las diferencias culturales?

Estudiar bien la forma en la que se quiere entrar en el mercado, definir las condiciones comerciales y estar preparado para las reuniones con los socios checos. En todo esto les ayudamos a las empresas españolas, porque nosotros conocemos bien la mentalidad y formas de trabajar de cada país y podemos asesorar a nuestros clientes.

Por eso creo que la consultoría en la internacionalización es muy importante. Seguramente que una empresa se puede internacionalizar por su cuenta, pero necesitará para ello mucho más tiempo y dinero.

 


 

Regístrese en SpainGlobal

Regístrese y recibirá nuestra Newsletter y otras informaciones y servicios que ofrece SpainGlobal para los expatriados y profesionales españoles en el mundo.

Pinche aquí para subscribirse

cialis online;acheter kamagra oral jelly;acheter viagra sildenafil;kopa cialis tadalafil